Palestino reacciona de manera notable ante Cobresal y se ilusiona con la Sudamericana

Palestino reacciona de manera notable ante Cobresal y se ilusiona con la Sudamericana

Palestino y Cobresal se medían en La Cisterna en uno de los duelos más atractivos de la fecha 32 del Campeonato PlanVital. El cuadro que resultara ganador del encuentro podía comenzar a espantar el fantasma del descenso.

Y ese equipo fue el Tino-Tino, quien logró superar a los mineros por 2-1. La victoria no estuvo exenta de sufrimiento, ya que el elenco de Patricio Graff vino desde atrás para quedarse con los 3 puntos.

Hasta el minuto 87 el dueño de casa caía por 1-0 ante un conjunto visitante que logró marcar el primero de la tarde a través de un cabezazo de Sebastián Varas (50′). Por merecimientos, la derrota parecía mucho castigo para el Tricolor. Fue un equipo que siempre fue adelante y nunca bajó los brazos.

De hecho, ni el gol anulado al ingresado Jonathan Benítez (a instancias del VAR) le restó empuje y entusiasmo a Palestino. El conjunto anfitrión machacaba constantemente el arco de Leandro Requena hasta que a los 87′ y tras una serie de rebotes en el área el argentino Juan Sánchez Sotelo colocó la paridad.

Un acierto del DT Graff, quien dispuso del ingreso del atacante para tener una referencia de área y así aprovechar el peligro que se estaba generando por las bandas. El 1-1 se ajustaba más a lo visto en el compromiso, pero el Tino se encontró con el premio mayor cuando se jugaba el primer minuto de tiempo adicionado: El árbitro Juan Lara cobró falta penal de Requena y Bryan Carrasco no perdonó desde los 12 pasos para desatar la euforia en La Cisterna.

Tremenda victoria de los árabes, que con esta victoria alcanzan las 40 unidades y sueñan con la Copa Sudamericana. El fantasma del descenso desaparece casi por completo, ya que tendría que ocurrir una catástrofe para que el elenco tricolor caiga en zona roja. En la penúltima jornada del PlanVital, Palestino visitará a Curicó en el estadio La Granja en fecha aún a confirmar.

Palestino luchó hasta el final, pero no pudo impedir una dolorosa derrota en La Cisterna

Palestino luchó hasta el final, pero no pudo impedir una dolorosa derrota en La Cisterna

El conjunto dirigido por Patricio Graff tenía un duro apretón: recibir a Unión La Calera, uno de los equipos animadores que se encuentra peleando en la parte alta del Campeonato PlanVital.

En un parejo encuentro, el Tino-Tino pagó caro los errores en defensa y terminó cayendo en casa por 2-1. Los goles de Williams Alarcón (14′ de penal) y Nicolás Orellana (72′) decretaron el desfavorable resultado para los baisanos, que solo pudieron descontar por intermedio de Cristian Suárez (90+1′).

En el primer período se vio un áspero encuentro, en el que ninguno de los dos cuadros lograba hilvanar jugadas de manera fluida. Pese a ello, fue la visita la que abrió la cuenta tras un penal cometido por el capitán Agustín Farías, que Alarcón cambió por gol.

La anotación fue un duro golpe para el dueño de casa, que extrañó en demasía la ausencia del suspendido Luis Jiménez y de Carlos Villanueva, quien arrancó en la banca de suplentes. En el complemento, Graff intentó remediar el escenario con los ingresos del “Piña” y Juan Sánchez Sotelo.

Sin embargo, ni eso le pudo dar claridad en el juego al dueño de casa, que además tenía que bregar con una retaguardia calerana que no mostró grietas en casi todo la segunda parte. Pese a ello, el Tino se iba en busca del empate con más pundonor que ideas y en esa búsqueda dejó espacios que el forastero no desaprovechó: a los 72′, Sáez ganó por derecha y centró para Orellana, quien completamente solo fulminó a un Toselli que nada pudo hacer.

Parecía sentenciado el compromiso, pero Palestino no bajó los brazos y el tanto de Suárez le abrió una luz de esperanza, pero lamentablemente la reacción llegó muy tarde. Con este resultado, Palestino se queda con 34 puntos y corta su racha invicta de 5 partidos. Ahora solo queda dar vuelta la página y pensar en el choque ante Unión Española, donde el Tricolor necesita sumar de manera imperiosa para no acercarse peligrosamente a la zona de descenso.