Un gran partido fue el que jugó el combinado dirigido por Roberto Ávalos por los octavos de final del Campeonato Fútbol Joven Gatorade. El elenco juvenil recibió a Colo Colo en el Complejo Deportivo de La Cisterna con el objetivo de seguir avanzando en el certamen.

Todo arrancó miel sobre hojuelas, cuando a los 16 minutos Benjamín Córdova aprovechó una mala salida del portero Julio Fierro para abrir la cuenta con un toque sutil. El dueño de casa dominaba las acciones, aunque la visita igual se las ingeniaba para generar peligro en el arco custodiado por Dixon Contreras.

Cuando parecía que el 1-0 se mantenía hasta el descanso, una falta penal fue cobrada por el árbitro. Luciano Arriagada colocó la paridad justo antes del fin de la primera etapa.

En el complemento, el encuentro tuvo a dos elencos muy parejos, dando vida a una batalla muy reñida. Jhordy Thompson adelantó al Cacique con una gran definición a los 65′ y el Tino sintió el golpe. Parecía faena sentenciada, pero el equipo de Ávalos no bajó los brazos y tuvo premio a los 80′: Córdova otra vez se lució con un bello disparo que dejó sin reacción a Fierro.

Los minutos finales fueron de mucha intensidad: ambos conjuntos querían ir por la victoria que les asegurara el pase a la próxima ronda, pero no hubo más remedio que definir al clasificado desde los lanzamientos penales.

En dicha instancia, Colo Colo estuvo más acertado que el Tricolor y terminó llevándose la eliminatoria por 4-2. A pesar de la caída, Palestino dejó una gran imagen con un equipo que promete de cara al futuro.