Palestino obtuvo un amargo empate por 2-2 ante Coquimbo Unido en su visita al Estadio Francisco Sánchez Rumoroso, en la IV Región, conservando su invicto en el Campeonato Nacional 2022.

Tras un primer tiempo notable por parte de Palestino -en el que se fue al descanso ganando 2-0-, el segundo tiempo fue sumamente ingrato para los de Gustavo Costas, que vieron como decisiones arbitrales y propios errores terminaron por sellar un empate que caló hondo.

El Tino tuvo muchas opciones, y el primer gol llegaría a los 25′, gracias a un córner desde la derecha. El testazo del “Banana” Suárez al centro del área permitió el gol de Agustín Farías, que cumplió con la regla de “dos cabezazos en el área son gol”.

Luego, a los 35′, Carlos Villanueva estiraría las cifras para el conjunto de La Cisterna. El “Piña” recibió un balón de Brayan Véjar, enganchó y mandó un remate de larga distancia que hizo estéril la volada del portero coquimbano. Así nos fuimos al descanso: con un Palestino que jugaba bien, y que estaba dos goles arriba de un rival inferior en la cancha.

Al inicio del segundo tiempo, fue expulsado por recibir su segunda tarjeta amarilla el jugador Carlos Villanueva (50′), dejando a Palestino con 10 jugadores. Por si eso fuera poco, en la jugada siguiente a la expulsión, Villagrán decretaría el descuento para el cuadro local, dejando 1-2 el partido (52′).

A partir de ese momento, los embates del cuadro local obligaron a Palestino a replegarse, y el cuadro de Costas lo hacía con concentración y lograba llevarse un triunfo a la capital.

Sin embargo, al minuto 82′, Brayan Véjar salió lesionado a atenderse, y el DT de Palestino preparó dos cambios que esperaban para ingresar al borde del terreno: Pardo y Gómez. El partido se siguió jugando (Palestino con 9 jugadores) y el balón salió dos veces, en las que los jugadores árabes pedían hacer el cambio, pero el cuarto árbitro, Fabián Pizarro, omitía esta situación. Así, desde la banda de Véjar (lesionado) vino el centro que cabeceó Huanca y dejó todo 2-2, en una injusta situación que perjudicó a Palestino.

Finalmente, al minuto 90′ el Chuky Martínez recibió una falta en el área local, y el penal para Palestino fue fallado por Luis Jiménez.

Gustavo Costas se mostró muy molesto con el arbitraje, principalmente con la situación descrita anteriormente: “fue una vergüenza. Se fue dos veces la pelota y no realizaron los cambios”, aseguró el argentino.

Sin embargo, tuvo buenas palabras para su plantel: “estoy orgulloso de mis jugadores, porque es muy difícil jugar a las 12:00 con un calor terrible y con 15 jugadores en contra”. Además, Costas fue enfático en señalar que el juego mostrado en el primer tiempo se acerca mucho a lo que el busca para el equipo.

Con este empate, Palestino llega a cinco puntos, y se mantiene momentáneamente en puestos de Sudamericana. Su próximo desafío será el domingo 27 de febrero, cuando reciba en La Cisterna a Universidad Católica.