CARTA PARA EL SR. SALVADOR SAID SOMAVÍA